Ya he comprado la lona! Y ahora qué?

Usa el sentido común y no te precipites.

Abre la caja sin cúter, podrías dañar la tela.

Usa guantes para no manchar la lona nueva.

Limpia la estructura del toldo viejo.

Sigue las instrucciones que encontrarás en un sobre con tu pedido.