Por qué debo cambia la lona de mi toldo?

NO ES SÓLO QUESTIÓN DE ESTÉTICA

Una lona de toldo envejecida, no sólo ofrece una imagen desaliñada y sucia sino que además hay que saber que la lona ya no tiene las cualidades para las que fue creada. Las propiedades de la lona se han empobrecido. Ya no da una sobra agradable y fresca. Ya no transmite una luz tamizada para nuestros momentos de descanso a su sombra. Ya no nos proporciona un espacio de sosiego bajo una tenue luz. Ya no absorbe el calor del sol para evitar que caliente las paredes de nuestra casa y por consiguiente ya no rebaja la temperatura de nuestras estancias para ahorrar en refrigeración.

CUANDO TE DAS CUENTA DE QUE

Tu toldo tiene más de 20 años. El polvo acumulado con los años se impregna entre la trama del tejido creando una especie de costra de barro y polución y no lo deja respirar. El aire no pasa por entre sus fibras, acumula humedad y genera moho. Su toldo se pudre. En estas condiciones, los tratamientos auto limpiantes que permiten la eliminación del polvo ya han perdido su eficacia de los primeros años. La lona ya no absorbe el calor correctamente y no proporciona una sobra relajante. Cuando llueve absorbe el agua de la lluvia y no nos protege correctamente. Huele a humedad. La idea de intentar limpiar el tejido nos resulta abrumadora y de todos modos, los fabricantes no recomiendan productos fuertes …. Así que, cómo lo hago???


Una lona para toldo tiene una garantía de fabricante de 10 años, pero si se hace buen uso y un mantenimiento adecuado puede tener lona para mucho tiempo. ….