La hidrofobicidad de un tejido

Es la impermeabilidad al agua que ofrece el tejido.  Una buena hidrofobicidad permite que el polvo se seque rápidamente, evitando su acumulación.