Lona acrílica

Cualidades de una lona para toldo.

Una lona para toldo debe tener las siguientes cualidades: 

Solidez de color
Solidez a la luz y a los agentes atmosféricos
Resistencia a la putrefacción
Estabilidad dimensional del toldo
Resistencia a la contaminación ambiental
Permeabilidad al aire
Repelencia al agua
Protección de los diseños
Protección contra los rayos UV
Fácil mantenimiento
Acabado con efecto auto limpiable
Garantía de fabricación de la lona
Garantía de confección de la lona

Lonas acrílicas para protección solar

Las lonas acrílicas para protección solar están tejidas con fibra acrílica tintada en masa. Con esta técnica, el corazón de la fibra se impregna de color y se obtienen colores vivos y resistentes a la luz durante un período de tiempo muy dilatado.

La fibra acrílica tintada en masa

La fibra acrílica tintada en masa es un proceso de teñido que impregna el corazón de la fibra obteniendo unos colores vivos y resplandecientes. Los pigmentos coloreados impregnan  la disolución de polímero antes de la formación de la fibra. Así se obtiene gran resistencia al desgaste, excelente solidez de color, óptima resistencia y excepcional comportamiento en la intemperie y ante la acción de microorganismos.

Lonas resinadas:

Las lona resinadas son lo mismo que las acrílicas
normales, pero tienen una resina que evita que
el agua se filtre! si no quieres que pase el agua,
ésta es tu opción! Debido a esta resina, no podemos
soldar la lona con cola, pero la cosemos con hilo de alta
tenacidad.

¿Cómo puedo saber que la lona está fabricada por Sauleda y no es una imitación?

Además, para que el consumidor reconozca los tejidos fabricados por Sauleda, éste marca los orillos de las lonas con la letra “S”. Compruebe que la lona lleve la “S” marcada en el orillo, ya que es el requisito imprescindible para poder acceder a la garantía.

¿Las lonas fabricadas por Sauleda son autolimpiables?

Las lonas para toldo Sauleda tienen aplicado un acabado que impide la fijación de la suciedad y facilita la limpieza. De este modo, el agua arrastra la capa superficial de suciedad, aunque no elimina las manchas ni la suciedad incrustada.

¿La lona protege de los rayos UV?

Sí, la lona ofrece una alta protección solar. La lona, colocada en toldos, screens, cortinas, etc., permite proteger a toda la familia de los rayos ultravioleta, ya que dispersa y absorbe los rayos e impide su contacto directo con la piel.

¿Qué és la prueba del spray test?

Es una prueba de laboratorio que se realiza para determinar la resistencia de los tejidos al mojado superficial. En este ensayo, se arroja una “lluvia artificial” sobre el tejido y luego se valoran sus efectos sobre el mismo. Como resultado, podemos garantizar que todas las lonas Sauleda poseen una excelente hidrofobicidad.

La  hidrofobicidad de un tejido

Es la impermeabilidad al agua que ofrece el tejido.  Una buena hidrofobicidad permite que el polvo se seque rápidamente, evitando su acumulación.

Mantenimiento de la lona

Las características más demandadas en la lona de un toldo son su resistencia al uso, a las inclemencias meteorológicas, al fuego y a un largo etcétera.

El tejido es el elemento que más sufre los castigos meteorológicos y, por tanto, el que más hay que cuidar. Muchas veces un descuidado o inexistente mantenimiento de la lona pone en riesgo las magníficas virtudes de los toldos de hoy en día. Con un mínimo cuidado puede mantener los tejidos en perfectas condiciones y además asegurarle una duración elevada a su toldo.

El cuidado de la lona de un toldo va a depender de su mantenimiento ante la putrefacción, lluvia, viento y demás condiciones climáticas. Si es un modelo de toldo cuya estructura protege la lona a través de cofres, la lona durará más. Las lonas acrílicas, que son el tejido más habitual en los toldos, llegan durar entre 10 y 15 años, demostrando su gran calidad.

Para un correcto mantenimiento del toldo lo aconsejable es revisarlo dos veces al año, antes y después del verano, que es cuando más uso se le da al toldo. La lona se debe controlar visualmente para verificar si hay quemaduras, desgarros o roturas en las costuras.

Consejos de mantenimiento:

Hay que quitar las hojas caídas y los excrementos de los insectos

Si su toldo no dispone de un sistema de recogida automatizado, para alargar su vida deberás recogerlo en caso de lluvia, viento o nieve. E incluso deberías plantearte la posibilidad de guardarlo durante el invierno (siempre en lugares secos pues mejora su conservación), sobre todo si vive en zonas de grandes nevadas. A veces se puede incorporar un “cajón” o un pequeño techo para que cuando lo recojamos esté protegido de las inclemencias del tiempo.

No enrolle su toldo estando húmedo (puede crearse moho) a menos que sea imprescindible y en este caso asegúrese de desenrollarlo más tarde para que se seque.

¿Puede un toldo estar abierto bajo la lluvia?

Sí, se puede, ya que las lonas acrílicas suelen llevar una capa de resina, llamada "presto", que les hacen ser impermeables. Pero deberá tener en cuenta un grado de inclinación que permita la evacuación del agua para que el peso no estropee la estructura del toldo.

Cuando la lona del toldo ha estado expuesta a la lluvia, lo aconsejable es dejarla secar, y cuando esté seca subir el toldo. Aunque en casos de lluvias torrenciales, fuertes vientos o nieve, lo aconsejable es cerrar el toldo lo antes posible, ya que existe peligro de accidentes a las personas o daños materiales.

 

 

 

Consejos para la limpieza

En primer lugar, debe cepillar regularmente la lona y el resto de mecanismos para evitar que se produzcan acumulaciones de polvo y otros desechos porque estos podrían llegar a provocar la formación de moho y el consecuente deterioro del toldo.

Es recomendable realizar limpiezas de mantenimiento con tensoactivos no agresivos y cepillos muy suaves, para evitar la destrucción de parte del acabado de la lona.  Por ello, es recomendable utilizar agentes tensoactivos no iónicos, este término se refiere principalmente a los derivados polioxietilenados o polioxipropilenados. Éstos tienen la ventaja de que son estables con la mayoría de los productos químicos en las concentraciones usuales de empleo. Este mantenimiento impide que los productos depositados en la superficie del toldo (agentes contaminantes presentes en la atmósfera o bien compuestos provenientes de las lluvias ácidas), permanezcan el tiempo suficiente para poder deteriorar el acabado repelente al agua del toldo,

Trate las manchas  lo antes posible con un jabón suave, cepillo y agua fría o tibia, sin detergentes ni productos de limpieza (sobre todo la lejía que dañará los colores), ya que son demasiado agresivos y podrían desprender y dañar el tejido o su recubrimiento.

Los trapos, esponjas y cepillos que use para la limpieza del toldo tienen que ser suaves, no deben tener superficies rasposas, ni duras (¡olvídese de los estropajos!).

Limpiar un toldo uno mismo es una ardua tarea que le va a llevar mucho tiempo y que puede no dar los resultados deseados. Si no está seguro de cómo hacerlo, le recomendamos contactar con un profesional.

Si la lona está muy deteriorada le resultará más fácil y económico sustituirla.