Devoluciones

No se consideran defectos las características visuales que adquiere la lona durante el proceso de almacenaje o confección, ya que  inevitablemente se pueden producir ligeras ondulaciones.  En las lonas de colores lisos, los pliegues que sufre la lona durante la confección y el manipulado pueden quedar ligeramente marcados a contraluz. En caso de producirse, nada de ello influye en la calidad del producto ni es motivo de aplicación de la garantía.

Al ser el producto que vende PROLONA hecho a medida, el usuario no tendrá derecho a devolución del importe pagado si éste finalmente decide que el producto comprado no es de su agrado, siempre y cuando el usuario reciba el producto con las especificaciones que el mismo ha solicitado. En caso contrario el usuario tiene derecho a la devolución del importe o del cambio del producto por uno nuevo con las condiciones solicitadas.

El usuario tendrá derecho a la devolución o cambio del producto si este le llega roto o con defectos de fabricación o taras o en el caso que detecte un deterioro anormal.

En todos estos casos, el usuario deberá hacer llegar a PROLONA, a través de correo postal o electrónico, la factura de compra de la lona y fotografías del defecto que se haya apreciado.

Una vez que PROLONA haya recibido la información, tendrá un plazo de 15 días para evaluar la información y hacer llegar la determinación y acciones a emprender. PROLONA se reserva el derecho a reclamar el producto para verificarlo en el taller y en dicho caso los gastos de transporte irán a cargo de PROLONA.